Rodrigo Moya México / Periferias

23.05.19 - 22.09.19

Rueda de la fortuna, 1961
©Rodrigo Moya


Contundente y crítica, pero también sensible y compasiva, la fotografía producida por Rodrigo Moya en México de 1955 a 1968 constituye un extraordinario testimonio de un país en un proceso de cambio. Lejos de la próspera y consistente imagen que buscaban promover los gobiernos posrevolucionarios, el México de Moya es un escenario complejo y contradictorio, compuesto por valores opuestos y en manifiesta tensión: un país escindido entre la modernidad y la tradición, lo urbano y lo rural, la prosperidad y la precariedad, lo social y lo individual.

La fotografía de Moya es dialéctica: sintetiza, en el espacio del encuadre, aquellos rasgos antitéticos que en su enfrentamiento y choque permanente constituyen la dura e híbrida realidad de México. Producida como una comisión para proyectos de documentación (el Departamento de Catálogo y Restauración del Patrimonio Artístico del INAH) o para revistas ilustradas (principalmente Impacto y Sucesos para todos), su obra también surge de un interés personal y de un compromiso político.

Producida conjuntamente con el Museo Amparo en Puebla, el proyecto Rodrigo Moya – México explora los fondos del Archivo Fotográfico Rodrigo Moya para exhibirlos en la Ciudad de México en dos muestras: Periferias en el Centro de la Imagen y Escenas en el Museo del Palacio de Bellas Artes.

Periferias reúne tres conjuntos de fotografías —Ciudad/periferia, Campo y Conmoción social—que manifiestan claramente la intención crítica y de compromiso social tanto de las comisiones de prensa como de la fotografía personal de Moya. Realizadas de manera paralela a sus conocidas imágenes de Cuba y Latinoamérica, este conjunto de fotografías mexicanas de Moya también muestran las grietas del desarrollo económico: heridas en el tejido de lo social y político que habrán de abrirse en 1968, año en que Moya abandona la fotografía de prensa para dedicarse a la edición de una revista de prensa.

La muestra complementaria Escenas se exhibe simultáneamente en el Museo del Palacio de Bellas Artes.

Curaduría:

  • Laura González-Flores

Hasta
22.09.19

Ciudad/periferia

La “herradura de tugurios” que rodeaba la ciudad es sustituida por modernas unidades habitacionales que Carlos Monsiváis calificaría como la “utopía del México sin vecindades”. La clase desplazada acaba en la periferia y la nueva clase media —como sugiere el título de la conocida foto de Moya— termina “hipotecada” al banco del Estado.

Hombre solitario, 1959
©Rodrigo Moya

Campo

Hacia mediados de los años cincuenta resulta irreversible el cambio en la economía del país: el campo —el sector primario— sufre una caída en su participación en la producción del país con respecto a la industria manufacturera, minera, de construcción y de producción de energía —el sector secundario—. Desde su primer reportaje en el Valle del Mezquital en 1955, Moya busca reflejar las precarias condiciones de las clases más necesitadas, afectadas por este cambio.

La vida no es bella. Reportaje testimonio de “Los Ixtleros”, 1965
©Rodrigo Moya

Conmoción social

Moya retrata a los grupos de estudiantes, maestros y trabajadores que se manifiestan contra las alzas de precios después de la devaluación del peso en 1955. Ya en los sesenta, registra las marchas contra la intervención de los Estados Unidos en Cuba y Vietnam. Su punto de vista es el de la calle, al lado de los manifestantes.

Del testimonio del 58. Monumento a la Revolución, 1958
©Rodrigo Moya

Exposición organizada por el Museo Amparo en colaboración con el Centro de la Imagen y el Museo del Palacio de Bellas Artes, INBAL.